Skip to content

20/02/2020 Press release

4 consejos para proteger el aire acondicionado de tu auto

En los meses de calor, miles de personas salen en su auto   a las playas, clubes o destinos turísticos, en busca de liberar el estrés.  Por lo tanto, es importante contar con aire acondicionado (A/C) en perfectas condiciones. Entérese más, en la siguiente nota.

Enero, febrero y la mitad de marzo, un gran número de personas deciden viajar en su auto en la búsqueda las mejores playas, clubes o destinos turísticos. En esta época del año, las temperaturas son altas, por ello, es común prender el aire acondicionado (A/C) cuando nos encontramos dentro del vehículo.

El uso adecuado del sistema es clave para tener un viaje placentero. Además, su correcta manipulación permite gastos innecesarios en combustibles y reposiciones.

Cabe resaltar que los sistemas de calefacción son fabricados y adaptados para cada modelo, sin embargo, la mayoría de los usuarios comete errores en su uso y mantenimiento.

Ante este contexto, con la asesoría de Total Lubricantes,  te resaltamos 4  recomendaciones para alargar la vida útil y saber identificar las acciones que terminan dañando el aire acondicionado.

Estaciona en lugares frescos

Como medida previa, siempre hay que buscar las zonas donde el sol no actúe de forma directa sobre el auto; pero está claro que eso no siempre es posible.

Ventilación

Al empezar el viaje, se aconseja abrir todas las ventanillas para que el aire circule dentro del vehículo. Esta tarea puede realizarse con el auto parado o apenas comienza a andar, lo que también favorece el mejor rendimiento del aire acondicionado.

Dirección de las rejillas

En los días de temperaturas muy elevadas suele ser una tentación dirigir las rejillas directamente a la persona. Los difusores de aire tienen que estar hacia arriba; con esa ubicación la circulación es homogénea en todo el ambiente.

Mantenimiento básico

Revisar de manera periódica los conductores del aire. Muchas partículas y otros residuos se acumulan allí y provocan anomalías en el funcionamiento; a su vez, salen despedidas por las rejillas y pueden generar reacciones alérgicas.

Un dato importante: No usar constantemente el aire acondicionado, solo cuando las temperaturas sean muy altas y difíciles de tolerar. Recordar que el uso continuo genera mayor consumo de combustible.