Skip to content

¿QUÉ ES ADBLUE®?

AdBlue® es un líquido para vehículos equipados con tecnología SCR. Compuesto por un 67,5% de agua desmineralizada y un 32,5% de urea de alta pureza, cumple los requisitos de la norma ISO 22241. AdBlue® se almacena en un depósito auxiliar separado del gasóleo.

Con la evolución de las normas EURO, cuyo objetivo es regular los niveles de emisión de contaminantes, todos los camiones (desde 2006) y todos los turismos diésel nuevos (desde 2018) están equipados con un sistema de post-tratamiento de óxido de nitrógeno. El sistema más utilizado por los fabricantes de automóviles es el catalizador SCR (Reducción Catalítica Selectiva). Este sistema funciona con AdBlue®, un producto a base de urea y agua desmineralizada. Inyectado en los gases de escape, AdBlue® reduce casi todas las emisiones de óxido de nitrógeno.

¿Sabía que? Las emisiones de los camiones también están reguladas La gran mayoría de los camiones nuevos desde 2006 ya están equipados con esta tecnología SCR y también utilizan AdBlue®.

El término AdBlue® es una marca mundial de la Asociación Alemana de la Industria del Automóvil (VDA) relativa al DEF producido de acuerdo con las especificaciones ISO 22241.
 

 

VENTAJAS DE LAS OFERTAS DE TOTAL

  • Un riguroso control de calidad a lo largo de la cadena de producción y entrega para proporcionar un producto fiable.

  • Una logística a medida que satisface todas las necesidades de nuestros clientes para la entrega y el suministro a granel, en contenedores y en bidones. Una estrecha relación con nuestros clientes para ofrecer un servicio eficaz.

DIFERENTES FORMATOS PARA SATISFACER LAS NECESIDADES DEL CLIENTE: PRODUCTO A GRANEL O ENVASADO.

  • Una oferta de productos envasados con bidones de 5L y 10L para uso de vehículos ligeros.

  • Suministro a granel disponible para empresas e industrias con mayores necesidades.

 

CLEARNOX, LA SOLUCIÓN CONTRA LA CRISTALIZACIÓN

 

Dependiendo de las condiciones de uso, especialmente en el caso de paradas frecuentes o de funcionamiento a baja carga, los vehículos pueden experimentar problemas de obstrucción de su sistema SCR.

Causada principalmente por cristales de ácido cianúrico, la obstrucción puede acabar provocando la parada total del vehículo.