Skip to content

Tras el confinamiento que vivimos durante el 2020, la vida poco a poco vuelve a su normalidad. Esto también implica un incremento notable del tráfico vehicular, cuya temperatura ambiente más extrema puede llegar hasta los 38°C en esta temporada, cuya sensación térmica se incrementa en las zonas con mayor humedad, como lo es la ciudad de Lima.

El tráfico y la temperatura elevada no solo impactan en nuestra salud, sino también en el buen funcionamiento del vehículo. Cuando el vehículo está parado en el tráfico, a altas temperaturas, el motor no recibe la misma cantidad de flujo de aire que en una situación normal, lo cual afectará progresivamente al motor. 

Ya sea en medio de una gran avenida, esperando que el semáforo cambie o regresando de un viaje corto de fin de semana, es clave mantener las medidas adecuadas a fin de asegurar un retorno seguro a casa para ti y tu familia.  Por ello, Percy Bravo, Jefe Técnico de Total Perú, comparte 4 consejos prácticos para tener en cuenta y evitar el sobrecalentamiento del motor en temporada de verano:

Antes del inicio de la temporada de verano, es importante que realices el mantenimiento preventivo de tu vehículo, especialmente enfocado en el sistema de enfriamiento: niveles de anticongelante, revisión de radiadores o la suciedad de la máquina. 

Casi todos los vehículos cuentan, en el tablero eléctrico, con un indicador de temperatura del motor. Si, mientras manejas, la flecha del termómetro se vuelve roja y/o indica un incremento, apaga inmediatamente el aire acondicionado; si no cambia de color y/o disminuye, busca una sombra fresca donde estacionarte y apaga el vehículo para que el motor se enfríe. También revisar si hay una fuga del refrigerante inspeccionando por debajo del vehículo.

NOTA: no se debe abrir la tapa del radiador ya que la temperatura y la presión del sistema puede ser peligrosa.  

Con el motor más fresco, lo más recomendable antes de retomar el trayecto será revisar el nivel y si es necesario adicionar y/o cambiarlo antes que uses el vehículo.

Siempre se recomienda utilizar un líquido de frenos de buena calidad, especialmente en temporada de verano, considerando que la temperatura de ebullición del líquido de frenos debe de cumplir con las recomendaciones del fabricante. 

Con el paso del tiempo, el líquido de frenos absorbe humedad (más aun en climas como el limeño) y esto ocasiona la pérdida de sus propiedades. Por eso, antes del inicio de la temporada de verano, lo más recomendable es cambiar el líquido de frenos.

Además del calor en el verano, no olvides mantener las medidas de prevención que exigen las autoridades sanitarias: lavado permanente de manos (o alcohol en gel mientras estás en ruta), el uso de mascarilla inclusive dentro del vehículo y procurar una ventilación adecuada para todos los pasajeros.  

Asimismo, se debe revisar el nivel del aceite de motor para asegurar que el motor tenga el desempeño adecuado y prolongar su vida útil siguiendo estos pasos:
-    Use siempre aceite para motores aprobado para la especificación indicada (usualmente esta indicado por el ACEA, API o del fabricante) y del grado de viscosidad correcto (indicado por SAE como por ejemplo 5W30). Para seleccionar el aceite recomendado se debe revisar el manual del vehículo
-    Revisar periódicamente el nivel del aceite del motor y mantenga el nivel adecuado.
-    Cambie el aceite del motor a los intervalos indicados por el fabricante. 

Se debe desechar siempre el aceite del motor adecuadamente bajo las normas establecidas.